Los ganadores del concurso #YabberXDivúlgame responden nuestro Talk10

JzMLygS

«Un gran poder conlleva una gran responsabilidad». Esta frase, que había escuchado en la película Spiderman, aparecía en la hoja de calificaciones de los miembros del jurado de la I Edición del Certamen de Divulgación YabberXDivúlgame. La tarea que tenía por delante resultó más complicada de lo que había creído en un principio. La calidad de los textos requirió una evaluación profunda y sosegada, un análisis que me permitió disfrutarlos al máximo.

La historia había empezado unos meses atrás. Cuando Adrián Muñoz contactó con Oihana Iturbide para hablarle del concurso y solicitarle la inclusión de The Art of Transforming Science en el lote de libros que recibiría el ganador.

Contribuir en un proyecto como este que apoya la divulgación y la premia, siempre es un honor para esta casa pero todavía deseábamos ir más allá y aumentar nuestro grado de implicación. Por ello, nos ofrecimos a formar parte del jurado.

Los organizadores Adrián Muñoz y Adrián Gómez, perseguían un objetivo que compartimos y que se ha cumplido con creces: descubrir nuevos talentos del panorama divulgativo. En esta línea, hemos creído interesante conocer mejor a las tres personas que han recibido el mayor reconocimiento del certamen: Miguel Ángel Martín (primer premio por la entrada Las palomas que valieron un premio Nobel) y Elena Capel  y Sonia Aguera (accésit por la entrada Filomena: una bacteria con rabietas). Para ello los hemos sometido a nuestro interrogatorio particular: el Talk10

Miguel Ángel Martín es licenciado en Odontología y doctor en Biomedicina por la Universidad de Granada. Tras trabajar unos años en la consulta privada, decidió dedicarse a la investigación y a dar clase en la Universidad de Granada. Amante de la divulgación científica en general y de la Biomedicina y la Astronomía en particular, decidió empezar el blog Ciencia Intravenosa: un lugar donde se alimenta la curiosidad y se hace fuerte.

Para Miguel Ángel, la Ciencia y los científicos constituyen una auténtica Atlántida, una civilización subterránea llena de tesoros de incalculable valor. Como divulgador, excava y trata de hacerlos aflorar a la superficie para el conocimiento, gozo y disfrute del resto de los mortales.

Miguel Ángel Martín

Miguel Ángel Martín

Elena Capel Malo tuvo la primera oportunidad de hacer divulgación mientras preparaba su tesis doctoral sobre la evolución del VIH. Junto con otro compañeros, participó en la realización de parte de los contenidos de la web del Institut de Recerca de la Sida y tuvo oportunidad de dar una charla en un instituto de secundaria e interaccionar con los estudiantes.

Desde hace tiempo se siente interesada en la comunicación y divulgación científica pero no había encontrado el momento de lanzarse a escribir. Hasta que vio la convocatoria del concurso YabberXDivúlgame y decidió aprovechar la oportunidad y divulgar su actual tema de investigación en el Institut Necker-Enfants Malades: el meningococo. Para hacerlo más ameno y comprensible, le pidió a Sonia Aguera que ilustrase la historia.

Elena Capel Mayo

Elena Capel Mayo

Sonia Aguera creció en Madrid donde estudió Biología. Se doctoró en la Universidad de Cambridge, donde colaboró como Editor gráfico en la revista de divulgación científica BlueSci.

En la actualidad es investigadora postdoctoral del Institut Curie de París, donde inyecta células cancerosas en ratones anestesiados para seguir en detalle, debajo del objetivo del microscopio, cómo migran hacia zonas sanas.

Le apasiona dibujar y contar historias. Siempre lleva en la mochila un cuadernillo para garabatear.

Sonia Aguera

Sonia Aguera

1. ¿Por qué elegisteis la divulgación de la ciencia?

Miguel Ángel: En primer lugar, elegí la Ciencia desde pequeño porque siempre me fascinó. Es la forma más fiable que tenemos de llegar a conocernos a nosotros y nuestro entorno. La divulgación es como una guía turística del camino que ya se ha andado. Es muy importante conocer y dar a conocer (como un buen guía turístico) lo que somos y lo que hacemos. Así, tendremos más posibilidades de, entre todos, avanzar en la dirección correcta. El gran enemigo a batir es la ignorancia.

Elena: Elijo divulgar la ciencia sobre todo para intentar acercar la investigación científica al público en general. Me gustaría que todo el mundo pudiera entender de manera crítica las informaciones relacionadas con temas científicos, en mi caso más bien médicos, y así evitar que se creen alarmas sociales inútilmente o que cunda el pánico. De hecho, a raíz de haber escrito el texto de Filomena, me han contactado varias amigas con hijos pidiéndome consejo. Resulta que este invierno ha habido un caso de meningitis meningocócica en Valencia y algunos pediatras están recomendando vacunar a los niños con una nueva vacuna que hay, específica para el serogrupo del meningococo causante de la infección, el B en este caso. Pues bien, como explico en el cuento, esto sólo es necesario si el niño ha estado en contacto directo y prolongado con la persona enferma. De hecho, la vacunación del meningococo no es obligatoria en el calendario de vacunación infantil. En este caso, considero que los pediatras no han estado bien informados. Además, es una vacuna muy costosa económicamente que lleva a penas 2 años en el mercado. Entiendo el dilema de unos padres que ante la duda, prefieran vacunar a sus hijos para evitar todo riesgo. Sin embargo, si tuvieran toda la información necesaria, se les despejarían las dudas. Por eso creo que es necesario continuar con la labor divulgativa.

Sonia: Cuando me mudé a París no tenía amigos, y empecé a dibujar sola en los cafés el sábado por la tarde. No quería quedarme encerrada en casa, quería salir y conocer la ciudad. Comencé a dibujar más y más  para contar historias. Dibujaba a diario, y poco a poco mis pequeñas aventuras con el microscopio empezaron a hacerse hueco en mis cuadernos. De ahí las ganas de acercar y compartir con otros ese mundo que me apasiona, ese mundo de pipetas y probetas con el lápiz en la mano.

2. ¿Papel o eBook?

MA: Uso los dos formatos de forma simultánea y cada uno tiene sus ventajas e inconvenientes. El papel es más manejable, te permite avanzar y retroceder páginas fácilmente y, cuando se trata de gráficas, ilustraciones o tablas, no tiene rival. Además, es algo que puede ser firmado por el autor en algunas ocasiones. El eBook es un cofre mágico. Te permite tener toda tu biblioteca en una sola mano aunque estés fuera de casa, además de la comodidad casi inmejorable. Otra de las mayores ventajas del formato electrónico es la posibilidad de subrayar y anotar a discreción para aquellos que no nos gusta escribir en los libros en papel.

E: Papel, aunque a veces alterno con eBook en el móvil.

S: Leo muchos tebeos y libros para niños. Todos en papel. Cuido mucho mis libros y me encanta verlos con todos sus colorines ordenaditos en la estantería. En cambio, para los libros sin dibujos prefiero el eBook. Así hago más grande el tamaño de la letra. Después de varias horas de microscopio al día, ¡vaya si se nota la diferencia!

3. ¿(Ciencia en) Inglés o castellano?

MA: Cuando se trata de leer por gusto, leo más en castellano por comodidad, aunque de vez en cuando leo algún libro en inglés por capricho. Cuando se trata de profundizar sobre un tema que especialmente me interesa o sobre algo que quiero escribir, rápidamente salto al inglés. Hay mayor cantidad de bibliografía y recursos. Para cosas del trabajo, 99,9% inglés (es lo que hay).

E: Inglés, ya que facilita el intercambio de conocimiento más fácilmente entre científicos de cualquier punto del planeta. Aunque para divulgar prefiero alternar.

S: Hace ya unos diez años que trabajo fuera de España, por lo que yo diría que me resulta más fácil comunicarme en inglés en cuestiones científicas.

4. Recomendadnos un libro…

MA: ¿Sólo uno? Hay que tirar de la artillería pesada Seis piezas fáciles de Richard P. Feynman. Dice John Gribbin que si tuviéramos que prescindir de todos los libros del mundo y sólo pudiéramos quedarnos con uno para la siguiente generación de científicos, ese libro sería Seis piezas fáciles. Y yo estoy bastante de acuerdo Es un libro que explica de forma muy didáctica pero muy completa algunas de las áreas más importantes de la Física Clásica. Y, si me dejas otro libro más de propina, Una breve historia de casi todo de Bill Bryson es un libro genial para quien quiera empezar a interesarse por las ramas científicas. Incluso, los más avezados también pueden descubrir nuevos personajes o aspectos releyéndolo. Todo un clásico.

E: S=EX2: La ciencia del sexo de Pere Estupinyà.

S: Consejos para jóvenes científicos de Santiago Ramón y Cajal. Lo tengo en el laboratorio. Si me desanimo o me encuentro perdida en el trabajo, le echo un ojo. Admiro la claridad con la que está escrito, y la fuerza que transmite. Es como ese faro en las tinieblas, cuando los experimentos no funcionan.

5. Y un autor (novel)

MA: Hace un tiempo descubrí a Javier Casado. Es un ingeniero aeronáutico con varios libros ya en su haber sobre Astronáutica e Historia Espacial. El primer libro que leí suyo fue Houston, tenemos un problema, en el que se cuenta la historia de la Carrera Espacial, pero centrándose en los accidentes y catástrofes que fueron surgiendo y qué es lo que aportó como mejora cada uno de los errores sufridos. Es una alegoría del refrán que dice «de los errores también se aprende». Javier Casado tiene un estilo muy explicativo, suele acompañar sus escritos de dibujos o imágenes y permite que el lego sea capaz de aprender, incluso, cómo funcionan las válvulas de un motor cohete en Rumbo al Cosmos. Sin embargo, su faceta como historiador es la que más me gusta. Si te llama la atención, prueba leyendo un poco su blog aunque ya hace tiempo que no lo actualiza.

E: Tengo pendiente leer el libro del cuentacuentos Héctor Urien, Narración fractal.

S: Marion Montagne. Realiza un trabajo de divulgación científica excepcional. Desafortunadamente, aun solo en francés.

6. Tres temas en ciencia que “estén pegando”

MA: Las ondas gravitacionales vienen “pegando” muy fuerte. Tanto es así que no me extrañaría que el próximo premio Nobel de Física estuviera relacionado con ello. Es mucho más que un descubrimiento. Es como si nos hubieran dado otro ojo para ver el universo. Es quizás la mayor relevancia del hallazgo. La terapia basada en células madre es algo apasionante, que cada día está más cerca de ser una realidad. No sólo podemos desarrollar y reparar tejidos y órganos, sino que podemos tratar y prevenir enfermedades de causa inmunológica. Ya se están probando en nuestro país los primeros órganos artificiales en humanos. Es un hito de la Medicina y quizás merece una mayor divulgación. Y mi medalla de bronce para los avances en el proceso de fusión nuclear controlada. El desarrollo de esta energía limpia será una auténtica revolución en nuestra sociedad. En este sentido, España también tiene mucho que decir al estar en concurso para instalar un acelerador de partículas con ese fin. Creo que este tema no está “pegando” lo suficiente. Deberíamos ponernos las pilas y hacer que “pegue” mucho más. Me he dejado atrás la Materia y Energía Oscura, la síntesis de nuevos elementos químicos o las nuevas terapias y vacunas para el control de epidemias víricas (ébola, Zika,…), pero en el pódium sólo hay sitio para tres.

E: La edición genómica gracias a la tecnología CRISPR que está revolucionando la investigación biomédica, el Boson de Higgs (aunque reconozco que todavía no he entendido bien de qué va) y los avances en tecnología informática y robótica.

S: 1. Me fascina el tema sobre la relación de la microbiota y el cerebro. Los últimos avances sobre el efecto que nuestras bacterias pueden tener en la toma de decisiones. Sobre aquello que comemos, por ejemplo. Pone un poco en tela de juicio cuestiones como la identidad. Darse cuenta de que no estamos solos en nuestro organismo. ¡Ups!

2. Embriones humanos con genomas a la carta: el comienzo del “futuro” ya está aquí.

3.Viajes turísticos a Marte: igual de imposible que el viaje de Cristóbal Colon.

7. Explicadnos vuestro próximo proyecto

MA: Mi proyecto actual es sacar adelante mi blog personal sobre divulgación científica que nació hace apenas un mes. En él pretendo hablar de temas variados sobre Medicina, Astrononomía o Historia de la Ciencia. Mi objetivo es crear un contenido que sea riguroso pero a la vez accesible. Se trata de leer historias más o menos cotidianas y algunas anécdotas pero dentro siempre se esconde alguna píldora científica. Es como esos fármacos que se administran a través de la piel y no te enteras que están ahí pero son muy efectivos. Es Ciencia Intravenosa para tratar de curar un poco de ignorancia. Obviamente, el participar de primera mano en este proyecto hace que el primer “curado” sea yo mismo. Lo que más me motiva es que soy el primero en aprender. «No hay mayor placer que el que produce el conocimiento» (Bertrand Russell)

E: Ahora mismo estoy centrada en acabar mi proyecto en el laboratorio para encontrar nuevos factores de virulencia del meningococo. La fase experimental terminó hace unos meses y ahora estoy analizando los resultados. Es un trabajo muy estimulante ya que hemos empleado un modelo animal con ratones a los que les hemos injertado piel humana, la cual proviene de desechos de operaciones de cirugía estética. El objetivo es encontrar qué genes han permitido a la bacteria adherirse a la piel humana de manera específica. Aunque también me gustaría encontrar un hueco para seguir escribiendo sobre temas de biomedicina, salud pública y biología.

S: En este momento ando ilustrando un proyecto para la Comunidad Europea sobre las Natural Killer cells. Son unas células que a lo “James Bond” están listas  para matar el cáncer.

8. ¿Qué os inspira de Next Door?

MA: Para mí, el nacimiento de Next Door fue algo maravilloso. Es como si hubieran hecho una editorial a mi gusto. El hecho de que esté llevada por gente joven y motivada hace que augure un largo y exitoso camino a este proyecto. Hay mucha divulgación amateur que, a pesar de eso, tiene muy buena calidad. Y creo que Next Door viene a dar voz a algunos de esos divulgadores que venían pidiéndolo a gritos. Veo muchas ganas de trabajar y de aportar cosas nuevas. Hay gasolina suficiente como para tener un recorrido de muchísimos kilómetros. Me inspira a seguir el camino marcado, a seguir aprendiendo y poner de mi parte, en la medida de lo posible, para que el proyecto siga creciendo y haciéndose fuerte.

E: Un nuevo lugar,fresco, donde aprender sobre temas interesantes y curiosos.

S: Novedad. Claridad. Estilo.

9. ¿Y nuestro libro The Art of Transforming Science?

MA: The Art of Transforming Science tiene un aspecto impresionante. No he tenido el placer de tenerlo entre las manos aunque algo me dice que pronto lo tendré. Viendo la calidad y el mimo de otros productos de vuestra editorial, estoy seguro de que va a ser toda una experiencia. Además, me dedico a enseñar (y nunca dejar de aprender) Histología humana en la Universidad, por lo que además de un disfrute, le voy a dar muy buen uso. Estoy seguro de ello. En este tipo de libros, la calidad es un factor fundamental y, por lo que parece, todos los aspectos están minuciosamente cuidados. Mi más sincera enhorabuena.

E: Un trabajo muy bien cuidado y tratado con mimo, que da ganas de leer y admirar.

S: Una belleza. Como dirían los franceses: chapeau.

10. Dadnos un consejo…

MA: Mi consejo sería que jamás decaigan esas ganas, esa motivación, la voluntad, el tesón y sobre todo la alegría que destila todo lo que tiene el sello de Next Door. Es fundamental tejer una red amplia en la que los distintos elementos se interrelacionan y se enriquecen entre sí. Si tuviera que decir cuanta gente participa en Next Door, sencillamente no podría. Vuestra alegría y ganas de aprender son tremendamente contagiosas y esta es una epidemia que no se debe detener. El objetivo: conseguir que funcione como una máquina de movimiento perpetuo.

E: Me ha gustado mucho el blog y le daría un lugar preferente en la web, para hacerlo más visible a quien entra en la página por primera vez. Aunque evidentemente sois editores de libros y tenéis que dar más importancia a vuestro producto.

S: Seguid adelante, porque la verdad es que tiene… ¡pero que muy buena pinta!