¡Ya estamos en el aire!

Llevo varios meses insoportable. Os lo juro, mi familia puede dar fe. Poner en marcha una editorial está resultando brutal por lo agotador pero sobre todo por lo excitante. La salida del libro (aquí te puedes descargar algunas páginas), el rodaje del vídeo, la planificación de la venta y promoción, las interminables elucubraciones con el autor, las siempre reveladoras conversaciones con Dori, las risas con mi socia alrededor de una mesa llena de comida china, siempre la misma… Han sido momentos que no cambiaría por nada del mundo, incluso este último mes, que juro ha sido de infarto, ha traído cosas buenas, por ejemplo: ¡la web!

Por fin puedo decir que todo está en marcha: las presentaciones del libro durante las próximas semanas y la web lista para ser lanzada a la red. Hoy activamos la promoción de nuestro primer libro y, como no quiero daros la brasa con el bla, bla, bla sobre el mismo, aquí va un vídeo:

¿Os han entrado ganas de comprarlo? Recordad que la Navidad ya está aquí y ahora tenéis la oportunidad de quedar requetebién con ese amigo o familiar que bebe los vientos por la medicina o la historia de la ciencia. ¿Convencidos? Pues PINCHAD y COMPRAD. Y si preferís ahorrar esas perrillas para una cena romántica o una juerga con amigos, por lo menos, escribid un par de líneas de lo que os parece el libro a priori, ya sabéis que Amazon maneja esos crueles logaritmos que sólo te favorecen si la gente opina sobre tu libro… Por otro lado, si sois de los que vivís una eterna cruzada contra su monopolio, echadle un vistazo a la sección Distribución o enviadnos un mail y os diremos dónde podéis encontrarlo.

Aunque me tienta explicaros con todo lujo de detalles la web en la que estáis navegando, creo que es más eficaz y menos aburrido que la exploréis vosotros mismos. Sólo una sugerencia: pasaos por la sección Nosotros porque allí aparecen los colaboradores que se han subido al barco, un barco al que todavía le sobra algo de espacio… en fin, que si os apetece colaborar, me podéis escribir al mail, pero para eso tendréis que entrar en la sección.

Una sugerencia más, la última: subscribíos, es gratis así que no seáis musidos (me encanta la expresión, mi abuelo siempre la utilizaba conmigo), porque además hay ventajas para los que se subscriben. Y si no lo queréis hacer por las ventajas, hacedlo para apoyar a una editorial que empieza, ¿acaso no nos quejamos siempre del poco apoyo que recibe la ciencia y su divulgación? Pues hala, marchando. Juro que la próxima vez pago yo el café.

oihana