Principia Kids o cómo cautivar a tus hijos (en su defecto, sobrinos)

Yo no tengo hijos. Eso implica una serie de ventajas a nivel práctico (no me voy a engañar), pero también supone un gran inconveniente. Y es que no puedo leerle cuentos a nadie. Bueno, quizá podría intentarlo con mis amigos pero creo que la única manera de atraer su atención sería enviárselo por WhatsApp. La cuestión es que, en este momento, no hay nadie a quién pueda contarle una historia antes de ir a dormir.

Y hoy me fastidia especialmente porque me llega la noticia de que Principia, revista que elabora contenido científico, artístico y literario en un único formato, está preparando su versión kids. Una hermana pequeña que podrán leer los “niños de 0 a 99 años”, como dice su editor.

Principia_1

Su nacimiento depende, entre otras cosas, de que tú pinches AQUÍ ya que Principia ha lanzado un Verkami que, para los que no sepáis qué es, se trata de una plataforma on line que te permite recaudar fondos para el lanzamiento de un proyecto, el que tú quieras. Principia Kids necesita 8.500€ para ser una realidad, y a estas horas lleva 3.642€. Mañana, cuando salga este artículo publicado, seguro que contará con un poquito más, puesto que el equipo que hay detrás ya ha demostrado, de sobra, el rigor y la calidad con la que trabaja.

Yo, que poco a poco voy descubriendo las dificultades que entraña el mundo editorial, admiro profundamente iniciativas como la que lidera Enrique Royuela, no sólo por el riesgo que suponen a nivel de rentabilidad (¡hay que ser valiente!), sino porque, desgraciadamente, trabajamos en un mercado al que todavía le cuesta hacer sitio a los productos de esta naturaleza. Estamos imbuidos por la velocidad frenética del consumo de cápsulas informativas: titulares, tuits, fotos, infografías, … todos estos formatos narrativos son fabulosos pero no le permiten a uno la lectura y digestión reposada de los contenidos. Principia lo ha logrado. Y Principia Kids, si le damos un pequeño empujón, estoy segura de que también lo hará.

Yo no podré leérsela a mis hijos pero he descubierto que viene un cuento que lleva por título “La vida de Cian”, escrito por Juan Scaliter e ilustrado por Daniel Montero, con el que estoy absolutamente segura de que conseguiré ser la tía más molona de mi sobrino Cian.

Principia_2

Oihana Iturbide