Tic, tac, … ¡el libro ya casi está!

Después de 4 semanas de locura, por fin podemos decir que el libro ya está en marcha. Hoy hemos estado a pie de máquinas para asegurarnos de que el color era el correcto. Xavi, el director de arte, escudriñaba cada página como si no hubiera mañana, Andreu, nuestro paciente contacto de la imprenta, se mantenía en un segundo plano –rezando, me temo– a la espera de que no pusiéramos el grito en el cielo por una u otra cosa; y yo… pues yo, si os digo la verdad, estaba la mar de tranquila. Había llegado el momento de la verdad, después de cuatro años de infinitas horas de trabajo, iba a dejar el resultado en esa máquina para darme la vuelta y con un ¡ciao! alegre y despreocupado disponerme a dormir a pierna suelta, cosa que, por cierto, hace ya unos días que no hago.

tic tac

Ahora escribo relajada con el traqueteo del tren de fondo y camino a Pamplona para el siguiente trabajo, que el mes de septiembre es para empezar y no parar. Tengo una sensación extraña, por un lado me siento algo liberada, pero por otro, me acosa esa desagradable sensación del mono, ¿sabéis cuál os digo? Esa que te viene después de haber llevado un ritmo acelerado, ese vacío que viene con la pregunta ¿y ahora qué?

Afortunadamente, en nuestro caso lo vamos a paliar con la campaña de promoción que nos viene encima: el día 15 estaremos en el Laboratorio de Ideas del Campus Gutenberg en Barcelona, octubre será para las presentaciones en Barcelona y Madrid; y noviembre para mi querida Pamplona, lugar en el que estoy deseando presentar The Art of Transforming Science, junto a mis profesores y amigos de la Universidad de Navarra, las personas que, al fin y al cabo, me transmitieron el amor por el conocimiento de la ciencia.

La semana que viene os informaré sobre nuestra participación en el Campus Gutenberg. Hasta entonces… sed buenos.

Oihana Iturbide